Publicado el Deja un comentario

ACEITE CBD PURIFICADO

La extracción del CBD con CO2

A menudo a este método también se le conoce como “extracción supercrítica” o “extracción subcrítica” y a día de hoy se le considera la manera más segura de obtener CBD. Además de ser una de las formas más puras y cuyo proceso está más controlado.

De hecho, a diferencia de la extracción con aceite, para llevar a cabo la extracción del CBD con CO2 será necesario contar con una maquinaria adecuada. Así como con unos conocimientos técnicos determinados. Por lo que también es uno de los métodos más caros y complicados.

En este caso, los cannabinoides se obtienen tras un proceso en el que se le aplican diferentes temperaturas y presiones a la planta, que se medirán y ajustarán en función de las características finales que queramos obtener en nuestro aceite.

De esta manera, y por medio de un extractor de BHO de circuito cerrado (una máquina especializada dividida en tres cámaras), usaremos el CO2 como gas solvente. Este pasará de la primera a la segunda cámara, donde obtendremos la forma supercrítica de este gas que será la encargada de extraer los cannabinoides de la planta.

Finalmente, tanto el C02 supercrítico como los cannabinoides pasarán a la tercera cámara donde se volverán a separar ambos compuestos, quedando el gas en lo alto y el aceite en el fondo. Y será precisamente ese aceite el que usaremos para nuestros productos con CBD.

La extracción del CBD con disolventes

El tercer método más habitual de extraer el CBD también es uno de los menos recomendados. Al tratarse de una extracción por medio de disolventes químicos (principalmente el etanol, el butano o el alcohol), es relativamente fácil que el producto final tenga residuos tóxicos. Por lo tanto, estos extractos de CBD no serán aptos para su uso terapéutico.

Además, a pesar de ser una forma que podríamos considerar barata (especialmente si la comparamos con la anterior) y fácil de realizar, es la que mayores riesgos conlleva. No debemos olvidar que los disolventes químicos que se emplean en este tipo de extracciones son altamente inflamables. Por lo tanto, la posibilidad de que se produzca un accidente durante su realización es muy alta.

Por otro lado, estos disolventes químicos destruyen las ceras de la planta, que tienen propiedades beneficiosas para la salud. Y, al contrario de otros métodos, también extrae la clorofila junto con los cannabinoides, lo que puede aportar un sabor amargo al aceite final.

En cuanto al método en sí es simple: al mezclarse el disolvente con la planta, los cannabinoides de esta pasan al líquido que hayamos empleado. Después, este líquido se calentará hasta que se evapore y nos quede un aceite concentrado.

Una consideración adicional

Finalmente, tras haber visto los tres métodos más habituales de extracción, solo nos queda mencionar una cuestión que también influirán en este proceso. Y que está relacionada con qué partes de la planta usar para extraer el CBD.

En ese sentido, no hay una opinión generalizada. Mientras que algunas personas abogan por emplear todas las partes de la planta para su extracción, otros prefieren utilizar solo las cepas. Aunque los aceites de CBD que se emplean de forma terapéutica a menudo recurren a la extracción de los cannabinoides de toda la planta.

De esta manera, se cree que se obtienen mayores beneficios al conseguir un espectro más amplio de los compuestos activos.

Cómo se purifica el CBD

Una vez conocemos los diferentes métodos de extracción, es necesario hablar brevemente de la purificación del CBD. Sobre todo si tenemos en cuenta que no todos los extractos tendrán la misma pureza.

De hecho, más que dos procesos independientes, la extracción y la purificación del CBD van de la mano y estarán estrechamente relacionadas.

Tal y como ya hemos comentado, los extractos de CBD obtenidos por medio de la extracción supercrítica con CO2 son los que proporcionan un producto más puro, con un sabor y un aroma neutros. Además de ser los que tienen mayores propiedades terapéuticas.

Incluso a pesar de que haya que aplicar calor para obtenerlos, lo que podría hacernos pensar que se deterioraran algunos de sus compuestos.

Por otro lado, cuando se trata de pureza, los extractos de CBD con aceite también nos aportan un producto de gran calidad. En este caso, el único inconveniente sería la menor concentración de CBD. Sin embargo, el uso de aceites vegetales de gran valor nutricional como puede ser el de oliva, le aporta un plus a este tipo de productos.

En cuanto a los extractos obtenidos a base de disolventes, la pureza de los mismos queda en entre dicho. Especialmente al no poder garantizar que el producto final sea libre de tóxicos.

Por último, y relacionado con la pureza, todos los métodos de extracción de CBD comparten un elemento común: la (casi) nula presencia de THC. De hecho, es habitual ver en los suplementos, alimentos y cremas de CBD esta indicación. Por tanto, podemos tener la seguridad de que no estaremos adquiriendo un producto psicotrópico, sino uno terapéutico.

Usos del CBD purificado

Finalmente, los usos que le podemos dar al aceite de CBD son múltiples y, como decíamos al principio del artículo, van en aumento. Desde suplementos de todo tipo (pastillas, tinturas, grajeas, etc.) hasta comestibles y cosméticos.

Incluso productos a base de CBD especiales para animales, que también se podrán beneficiar de los usos terapéuticos del cannabidiol.

Por ello, debemos tener claro que no todos los productos son iguales. Y que su eficacia, pureza, precio y calidad dependerán de muchos factores; entre ellos, la forma de extraer el CBD como ya hemos explicado. Así como el resto de ingredientes que incluyan en su composición y la forma de consumirlos, que también influirán a la hora de elegir cualquiera de estos productos.

Compártelo:
Publicado el Deja un comentario

DEJAR DE FUMAR CON CBD

Max Sargent

La investigación sugiere que el CBD, un compuesto activo del cannabis, puede ayudar a tratar adicciones como el tabaquismo. ¡Más en CannaConnection!

Fumar es un hábito que está directamente involucrado en la muerte de 8 millones de personas al año en todo el mundo, de las cuales 7 millones son fumadores y el millón restante está expuesto al humo pasivo. Como una de las principales causas de muerte, fumar tabaco mata a casi la mitad de los que lo hacen.

Teniendo en cuenta estas estadísticas, es difícil razonar el motivo por el que alguien participaría en un acto tan mortal. La razón por la que lo hacen es bastante simple. Porque se sienten genial, al menos a corto plazo. La inhalación y exhalación profunda del acto de fumar parece que te da un descanso en un día de stress, una sensación que se amplifica con una o dos bebidas con alcohol. Esta euforia leve se desencadena cuando las moléculas de nicotina que hay en el humo del tabaco suben por el torrente sanguíneo hasta la barrera hematoencefálica y penetran esta membrana semipermeable.

Una vez que consigue entrar, la nicotina activa ciertos receptores dentro del cerebro y cataliza la liberación posterior de endorfinas inductoras de placer, es decir, el neurotransmisor dopamina. Todos hemos oído hablar de la dopamina. Es el químico involucrado en las vías de recompensa del cerebro.

La liberación de dopamina en estos circuitos establece una correlación entre un comportamiento específico y una recompensa neuroquímica, en forma de aumento del estado de ánimo. Con el tiempo, la activación constante de esta vía puede producir cambios en la neurotransmisión que está involucrada en el estrés y el autocontrol. Así es como la adicción atrapa de forma lenta pero segura a los consumidores de tabaco, lo que hace muy difícil dejar este hábito tan dañino.

Entonces, con el circuito de recompensa del cerebro tan íntimamente ligado a la adicción al tabaco, ¿cómo hacen los fumadores para dejar de fumar?

MANERAS COMUNES QUE EMPLEAN LOS FUMADORES DE TABACO PARA DEJAR DE FUMAR

Hay anécdotas de algunos fumadores que de repente tiran todos sus cigarrillos a la basura y dejan de fumar para toda la vida después de un período de abstinencia. Para otras personas, dejar de fumar les resulta increíblemente difícil y prueban un montón de métodos para que les ayuden.

Muchos consumidores se pasan al método de los parches de nicotina en la piel o a los chicles de nicotina, como una forma de eliminar los cigarrillos de manera gradual. Aunque estos métodos siguen administrando la molécula adictiva en el cerebro, es una buena manera de reducir la dosis de forma gradual y eliminar de la ecuación el efecto cancerígeno de fumar.

Otras personas optan por cambiarse a los cigarrillos electrónicos y los vaporizadores, dispositivos que supuestamente son más saludables que fumar debido a la falta de combustión. Los líquidos de vapeo que se consumen en estos dispositivos contienen cierta cantidad de nicotina que puede reducirse de forma gradual para que la persona pueda desintoxicarse de la molécula.

El acto de cambiar la fuente de nicotina se conoce como terapia de reemplazo de nicotina. Aunque la técnica ayuda a dejar de fumar, la investigación ha descubierto que está asociada con una tasa de recaída relativamente elevada.

Independientemente del método que se utilice, y si implica dejar de fumar de manera inmediata o reducir la dosis de nicotina de forma gradual, puede que el consumidor siga experimentando síntomas de abstinencia. El consumo regular de nicotina hace que una persona experimente de forma constante una serie de efectos como por ejemplo, aumentar el estado de ánimo, estar menos irritables y tener sensación de bienestar.

Al dejar de fumar, los receptores en el cerebro a los que se une la nicotina (que se han acostumbrado mucho a las dosis frecuentes de la molécula) demandarán la sustancia. Debido a su falta, los consumidores pueden experimentar síntomas de abstinencia como sudoración, dolores de cabeza, dolor de garganta, ansiedad, depresión, aumento de peso, etc.

EL CBD COMO UNA HERRAMIENTA EN POTENCIA PARA DEJAR DE FUMAR

El CBD (cannabidiol) se muestra prometedor como otra alternativa a quien quiere dejar de fumar. El cannabinoide, derivado de la planta de cannabis, podría proporcionar efectos útiles al interactuar con el sistema endocannabinoide, una red de receptores celulares en el cuerpo que responden a los cannabinoides internos y externos.

Un trabajo de investigación publicado en la revista Addictive Behaviors descubrió que el consumo de CBD ayudaba a reducir el consumo de cigarrillos durante un período de una semana, y afirmaba que las sustancias capaces de alterar el sistema endocannabinoide podrían ser tratamientos efectivos para la adicción a la nicotina.

El trabajo documenta un estudio piloto aleatorio, doble ciego, controlado con placebo en el que participaron 24 fumadores que querían dejar de fumar. Los fumadores se dividieron en dos grupos de 12, con un grupo configurado para recibir un inhalador de CBD y el otro un placebo. En el transcurso de una semana, los sujetos recibieron instrucciones de utilizar el inhalador cada vez que sintiesen la necesidad de fumar.

Se descubrió que el CBD redujo de forma considerable la cantidad de cigarrillos fumados durante la semana en la que se realizó el estudio. El consumo se redujo en aproximadamente un 40% en el grupo que inhaló el cannabinoide. Un seguimiento posterior del estudio también mostró que este efecto se había mantenido en cierta medida. Los investigadores concluyeron que el CBD tiene potencial para tratar la adicción a la nicotina y que se necesita más investigación al respecto.

Otra investigación publicada en la revista Addiction descubrió que el CBD revierte el sesgo atencional a las señales de cigarrillos, lo que significa que el cannabinoide ayuda a reducir el proceso cognitivo involucrado en el impulso de las personas por fumar. Los autores del trabajo de investigación explican que el CBD podría ser una promesa como tratamiento en los intentos por dejar de fumar debido a sus efectos contra la ansiedad y su capacidad de reducir estas señales.

El estudio del artículo investigó si el CBD podría reducir el sesgo atencional y la satisfacción del deseo de un cigarrillo y la abstinencia. En comparación con el placebo, una sola dosis por vía oral de 800mg de CBD redujo la importancia y el placer de las ganas de fumar. Sin embargo, no se informó ninguna influencia sobre el deseo o la abstinencia del tabaco.

CÓMO CONSUMIR CBD PARA DEJAR DE FUMAR

El CBD es claramente una promesa en el tratamiento de la adicción a la nicotina. Hay muchas formas diferentes de introducir el cannabinoide en el cuerpo, pero es importante darse cuenta de que el CBD puede interactuar con ciertos medicamentos. Comenta esta opción siempre con tu médico para asegurarte de que lo haces del modo adecuado para ti.

Una de las formas más fáciles de consumir el cannabinoide es a través del aceite de CBD. Estos productos suelen venir en un frasco cuentagotas y se pueden agregar a tés y zumos, o se pueden aplicar simplemente bajo la lengua para una absorción sublingual rápida.

El CBD también se puede vaporizar en forma de e-líquidos, flores y extractos. Además de proporcionar niveles sustanciales de cannabinoides, este método también puede ayudar si pretendes dejar de fumar imitando el ritual y las sensaciones viscerales relacionadas con fumar.

El CBD también puede mezclarse con alimentos y consumirse en forma de comestible. Los consumidores pueden hacer extractos como la mantequilla de CBD o agregar aislados de CBD en muchas recetas diferentes.

Compártelo:
Publicado el Deja un comentario

ESTUDIOS CBD Y COVID

Los experimentos preclínicos en células humanas y ratones sugieren que el cannabidiol, un compuesto activo primario en el cáñamo y la marihuana (Cannabis sativa), puede prevenir la replicación del SARS-CoV-2 en las primeras etapas de la infección, poco después de que el virus haya ingresado a las células. El estudio, publicado el 20 de enero de 2022 en la revista ‘Science Advances’, encontró que el CBD mostró una asociación negativa significativa con las pruebas positivas de SARS-CoV-2 en una muestra nacional de registros médicos de pacientes que tomaban el medicamento aprobado por la FDA para tratar la epilepsia.

Sin embargo, ahora se deben realizar ensayos clínicos para determinar si el CBD podría eventualmente usarse como tratamiento preventivo o precoz contra el coronavirus.

No obstante, los investigadores de la Universidad de Chicago, que han liderado el estudio, rechazan la autoadministración de este compuesto para el Covid-19: se necesita más investigación y quedan cuestiones pendientes sobre la dosis óptima, la formulación o el modo de administración.

CBD para tratar convulsiones

Además, un análisis correlativo de 1212 pacientes que tenían un historial de uso de cannabidiol (CBD) para tratar las convulsiones mostró una tasa sustancialmente más baja de infección por SARS-CoV-2 en comparación con los grupos de control emparejados. Este es actualmente el único uso aprobado por la FDA para el CBD.

Al enfatizar la importancia de no autoingerir esta sustancia, Long Chi Nguyen y su equipo abogan por ensayos clínicos rigurosos que evalúen el potencial del CBD como una intervención terapéutica para el Covid-19 , incluidos sus posibles efectos a lo largo de todo el curso de la infección por SARS-CoV-2. Según los científicos, los resultados brindan «una fuerte justificación para hacerlo».

Los investigadores detallan que solo observaron actividad antiviral en el CBD y su metabolito 7-OH-CBD y no vieron resultados similares en varios compuestos cannabinoides estrechamente relacionados, como el ácido cannabidílico, la cannabidivarina, el cannabicromeno y el cannabigerol.

Además, también descubrieron que el tetrahidrocannabinol (THC), el principal compuesto psicoactivo de la C. sativa cultivada para su uso como marihuana, podría contrarrestar fuertemente los efectos antivirales del CBD que observaron . Los autores afirman que este hallazgo «básicamente elimina la viabilidad de que la marihuana sirva como una fuente efectiva de CBD antiviral».

Los investigadores trataron células de cáncer de pulmón humano que expresaban el receptor ACE2, el punto de entrada clave para el SARS-CoV-2, con CBD dos horas antes de la infección con el virus. Después de 48 horas, el equipo observó una fuerte inhibición de la replicación viral, sin efectos tóxicos observables.

Los investigadores repitieron estos experimentos con otros dos tipos de células humanas y tres variantes del virus (Alfa, Beta y Gamma), todas con resultados comparables.

Al señalar que algunas terapias investigadas previamente para el SARS-CoV-2 se mostraron prometedoras en experimentos con células pero no funcionaron bien en pruebas con animales vivos, Nguyen y su equipo también probaron sus resultados en ratones que expresaban el receptor ACE2 humano.

Inyectaron ratones con CBD dos veces al día en dos dosis diferentes durante una semana antes de la infección por SARS-CoV-2 y continuaron durante cuatro días después de la infección.

Tanto en la dosis más baja como en la más alta, el CBD redujo la carga viral y ninguno de los ratones perdió peso ni mostró signos de enfermedad clínica. «Estos resultados establecen la eficacia preclínica -tejidos y modelos animales- del CBD como fármaco antiviral para el SARS-CoV-2 durante las primeras fases de la infección», concluyen los autores del trabajo.

Compártelo:
Publicado el Deja un comentario

El CBD y la enfermedad de Alzheimer: un tratamiento posible

 

La Enfermedad de Alzheimer (EA) representa el 65% de los casos de demencia que se diagnostican a nivel mundial. Es una enfermedad neurodegenerativa irreversible que afecta mayormente a las personas a partir de 65 años, aunque hay alguna incidencia en personas más jóvenes. ¿Podrían los cannabinoides, principalmente el THC y el CBD, ser la solución para tratar el Alzheimer en el futuro?

El CBD y la enfermedad de Alzheimer: un tratamiento posible

Cuando hablamos de Alzheimer en España nos vienen a la mente los casos del ex presidente español Adolfo Suárez, el de Pasqual Maragall, que fue Alcalde de Barcelona durante los JJOO de 1992 o el de Carmen Sevilla. Pero no nos podemos olvidar de las otras 800.000 personas que sufren esta enfermedad en nuestro país. El Alzheimer no solo tiene un gran impacto en el enfermo sino también en toda su familia.

Encontrar un medicamento que impida la progresión de la enfermedad es tarea prioritaria para algunos laboratorios de investigación. Las propiedades terapéuticas de los fitocannabinoides como el THC y el CBD, tanto los naturales como los sintéticos, apuntan a ser un posible tratamiento para evitar la muerte de las neuronas cerebrales. Vamos a explicar qué es el Alzheimer y qué han descubierto los científicos sobre los efectos de los cannabinoides en la protección neuronal.

¿Qué es el Alzheimer y cuáles son los síntomas?

Aunque a veces nos despistemos o nos cueste encontrar la palabra exacta para definir algo, esto no son signos de Alzheimer. Los primeros síntomas que pueden hacer sospechar que padecemos la enfermedad de Alzheimer son la facilidad para olvidar cosas que acabamos de aprender, fechas importantes en nuestra vida o cómo usar cosas que antes hacíamos de manera inconsciente, como por ejemplo, poner en marcha el microondas.

Otro de los signos sospechosos es la desorientación en el tiempo o el espacio: no sabemos si estamos en verano o invierno o no sabemos dónde estamos ni cómo hemos llegado hasta allí. También podemos tener problemas para seguir una conversación, parando de hablar sin saber cómo seguir o repitiendo el mismo concepto varias veces. Otro signo característico son los cambios de carácter sin motivo aparente: depresión, ansiedad, irritabilidad, etc. o tomar decisiones totalmente erróneas, como regalar dinero sin justificación.

Todas estas alteraciones de comportamiento son consecuencia de la acumulación de una proteína (llamada proteína beta amiloide) en el tejido cerebral. Esta acumulación forma unas placas, llamadas placas amiloides, que provocan inflamación y toxicidad en las neuronas que acaban llevando a la muerte neuronal, que es la causa del deterioro cognitivo del enfermo y la progresiva degeneración de sus facultades. La esperanza de vida desde el diagnóstico suele ser de unos 8 a 10 años.

El CBD y el Alzheimer

Los medicamentos que se administran a los enfermos de Alzheimer no consiguen detener el avance de la enfermedad, solo obtienen discretas mejoras a nivel cognitivo o funcional. Encontrar un tratamiento para revertir la formación de las placas amiloides es prioritario.

Se ha demostrado que el sistema endocannabinoide está directamente implicado en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. Las propiedades antiinflamatorias del CBD se muestran efectivas para reducir la neuroinflamación y el estrés oxidativo que comporta neurotoxicidad y muerte neuronal. Se están estudiando también los efectos antioxidantes del CBD para combatir los radicales libres para recuperar el equilibrio de las células.

El efecto ansiolítico del CBD también ha sido efectivo para controlar los cuadros de ansiedad que presentan los enfermos de Alzheimer y, en combinación con el THC, ha mejorado el insomnio y la agitación nocturna. El CBD ha mejorado también el lenguaje verbal, la orientación, la comunicación con el entorno y la estabilidad emocional.

Los resultados que se obtengan de los estudios que se realicen sobre el potencial terapéutico del CBD y del THC en los enfermos de Alzheimer en fases primarias de la enfermedad determinarán la viabilidad de los cannabinoides como tratamiento definitivo para frenar su avance.

Compártelo:
Publicado el Deja un comentario

ANA ROSA Y EL CBD

Ana Rosa Quintana sigue sumida en su tratamiento contra el cáncer. Ya lleva varios meses alejada de los platós, aunque continúa muy pendiente de todo lo que sucede en ‘El programa de Ana Rosa’, eso sí, entre bambalinas. En su lucha está acompañada de unos médicos en los que confía ciegamente y asegura encontrarse bien, siendo esta semana cuando ha revelado un método que está llevando a cabo. Este está relacionado con la marihuana, en concreto, con el CBD, un compuesto de la planta Cannabis Sativa, que tiene varias propiedades, entre otras, aliviar el dolor muscular. Sin embargo, la presentadora lo está utilizando en su cabello, lo que ha llamado la atención de sus seguidores, pues desconocían qué beneficios puede tener en el pelo. Pues bien, esta sustancia ayuda a fortalecerlo, ya que lo nutren a él y al cuero cabelludo gracias a los nutrientes esenciales que tiene su aceite.

Según hemos consultado, el aceite de CBD es rico en aminoácidos, los componentes básicos que fortalecen el cabello y los folículos capilares, los ácidos grasos ayudan al crecimiento y tiene antioxidantes que evitan la pérdida de cabello. Se ha convertido en un cosmético de vanguardia y Ana Rosa ha querido probarlo en plena batalla contra el cáncer, tal y como ha contado ella misma en su perfil de Instagram. «Mi nueva vida, natural, orgánica descubriendo el CBD. Alimentación sana, ejercicio y mucho cariño. Feliz día de Reyes», ha escrito la comunicadora junto a varios productos que ella asegura que ha añadido a su rutina.

Compártelo:
Publicado el 1 comentario

INSOMNIO Y CBD

Aunque no lo creas, el número de casos de personas con insomnio ha aumentado el último año debido  a la pandemia y al incremento de estímulos estresantes que existe en la sociedad, sobre todo en la población adulto joven quienes son los que se enfrentan una vida ajetreada producto de factores laborales, económicos, sociales y tecnológicos.

cbd ayuda a dormir

Dado a que la incapacidad de conciliar el sueño afecta la agilidad mental y las habilidades motrices, son muchos los fármacos en el mercado que buscan tratar esta patología con éxito, pero la mayoría suelen desarrollar desagradables efectos adversos y dependencia de ellos. Es por ello que cada vez son más las personas que buscan alternativas naturales para tratar y curar el insomnio, siendo el CBD el más eficiente al mejorar la ansiedad y lograr la estructuración normal del sueño para mejorar la calidad de vida.

¿Qué es el insomnio y que lo puede causar?

El insomnio es la dificultad de conciliar el sueño debido a una anormalidad que se produce en las diferentes fases del sueño, conllevando a que la persona tenga un sueño de mala calidad y se sienta cansado al despertar, así como somnolencia diurna y malestar general fisca y mental.

Generalmente, los episodios de insomnio pueden presentarse de forma intermitente originando síntomas pasajeros, pero pueden llegar a convertirse en una patología crónica y alterar gravemente la vida del individuo al afectar su salud y bienestar.

 

Las consecuencias de sufrir este trastorno por mucho tiempo son:

  • Afectación en la capacidad de tomar decisiones
  • Disminución del rendimiento físico
  • Envejecimiento prematuro
  • Aumentar las probabilidades de sufrir lesiones y accidentes

Las interrupciones pueden ser causadas por varios factores:

  1. Ansiedad
  2. Alteraciones del ritmo cardíaco
  3. Desfases de horario causados por trabajos nocturnos
  4. Viajes de larga distancia
  5. Uso de dispositivos tecnológicos en las noches que emiten una luz azul estimulante que altera la producción de melatonina
  6. Trastornos hormonales
  7. Ciertas condiciones genéticas
  8. Hiperactividad cerebral causada por el estrés
  9. Trastornos psicológicos
  10. Patologías dolorosas

 

¿Como tomar CBD para Dormir?

El CBD o Cannabidiol es una de las moléculas presente en la planta Cannabis Savita, popularmente conocida como la marihuana, siendo el cannabinoide más estudiado en la comunidad médica al no poseer propiedades alucinógenas como el cannabinoide THC, sino todo lo contrario, se ha demostrado que produce efectos terapéuticos en muchas patologías crónicas y degenerativas sin causar dependencia ni tolerancia en el organismo. .

CBD Ayuda a Dormir

Cuando consumimos productos cannábicos ricos en CBD, estas moléculas interactúan con los receptores del sistema endocannabinoide situados por todo el sistema nervioso, por lo que es capaz de regular diferentes procesos del cuerpo, como el ciclo del sueño gracias a sus potentes efectos:

  • Ansiolíticos
  • Antipsicóticos
  • Antiespasmódicos

aceite cbd para dormir

Estos 3 efectos promueven la relajación corporal completa que inducen a la obtención de un sueño profundo mediante la disminución del estrés emocional y mental generada por las propiedades ansiolíticas y anti-psicóticas, así como también generan reducción del tono muscular gracias a sus propiedades antiespasmódicas.

¿Como Usar CBD para Dormir?

El CBD también mejora la vigilia durante las horas de luz permitiéndote estar despierto y enfocado para realizar las actividades diarias. Esto se debe a que los múltiples receptores cannabinoides ubicados no solo en el cerebro, sino en la piel y otros tejidos del organismo, permiten que el cuerpo reduzca el estrés.

 

cbd para dormir

Por otro lado, en aquellos pacientes que padecen síntomas dolorosos producto de patologías crónicas o degenerativas como el cáncer, cuyo dolor impide conciliar el sueño, el CBD permite disminuir los episodios dolorosos gracias a sus potentes efectos antiinflamatorios y analgésicos que inducen un cuerpo más relajado y sin dolor para lograr un sueño reparador.

Aceite CBD para Dormir

Cuando el CBD es ingerido, su función sinérgica repotencia la acción de esta hormona conllevando a iniciar la fase de reposo corporal con efectividad, por lo que los episodios de insomnio desaparecen al generar un sueño más estructurado, disminuir el periodo de latencia y evitar que el sueño se interrumpa en la noche.

tomar cbd para dormir

¿Cuantas gotas de CBD para Dormir?

  1. El uso del  aceite de CBD suele ser por gotas. En primer lugar, probaremos con una dosis de dos gotas que dejaremos caer debajo de la lengua y mantendremos allí por un tiempo.
  2. Al cabo de un ahora, si vemos que el efecto no es suficiente, tomaremos un par de gotas más.
Compártelo:
Publicado el Deja un comentario

Organización Mundial de la Salud: ¿es seguro el CBD?

Luis PrietoEscrito por Luis Prieto
febrero 1, 2019

 

rganizaLa Organización Mundial de la Salud (OMS) es un organismo internacional que se ocupa de la salud pública. Como agencia de las Naciones Unidas, es la autoridad de referencia en cualquier tema relacionado con la salud pública, y por eso se suele acudir a la OMS para buscar consejo e información de seguridad en esta materia.

La misión de la OMS es «construir un futuro mejor y más saludable para las personas de todo el mundo», tratando de combatir las enfermedades y de controlar las preocupaciones para la salud pública. Como puedes imaginar, se trata de un trabajo arduo y por eso esta organización es tan importante.

El Comité de Expertos en Farmacodependencia (ECDD) de la Organización Mundial de la Salud está formado por un grupo de expertos independientes en el ámbito de los fármacos y los medicamentos. Se reúnen con frecuencia para hablar de ciertos asuntos relacionados, y uno de los temas de conversación más reciente ha sido el cannabidiol (CBD).

En noviembre de 2018, el ECDD se reunió en Génova para debatir sobre la clasificación del CBD en el Grupo 1 y decidir si seguía siendo apropiado ese estatus. En el Grupo 1 se incluyen drogas que tienen un alto potencial de abuso y ningún beneficio médico. El CBD está atrayendo una gran atención, y mucha gente, tanto aficionados como expertos, sugieren que esta clasificación es incorrecta. ¿Qué dice la Organización Mundial de la Salud de todo esto?

Lo más importante: ¿qué es el CBD?

Quizá ya conozcas esta información, pero a lo mejor no sabes qué es el CBD y por qué mucha gente lo consume. El CBD o cannabidiol es una de las sustancias químicas activas (los cannabinoides) presente en la planta de cannabis. Con frecuencia la gente se asusta al oír hablar de cannabis por la mala reputación que se le ha dado a esta planta, pero el CBD es solo una de las sustancias del cannabis y no es la que provoca efectos psicoactivos. Los usuarios de la marihuana recreativa no fuman la planta por su CBD, sino por su THC, sustancia que sí que posee propiedades psicoactivas. Por eso es importante saber lo que dice la Organización Mundial de la Salud sobre estas sustancias.

Por la ausencia de esas propiedades intoxicantes, el CBD es cada vez más popular. Aunque todavía no se ha estudiado lo suficiente, se siguen realizando investigaciones sobre los posibles beneficios para la salud del CBD. En la actualidad mucha gente consume CBD como suplemento para la salud, porque puede interactuar con el cuerpo de forma positiva para estimular un funcionamiento del organismo sano, mejorando el bienestar general y manteniendo la homeostasis. O, al menos, esto es lo que afirman los defensores de esta sustancia.

Existe otra escuela de pensamiento que sugiere que el CBD se debe considerar como una droga y que debería ser ilegal únicamente por proceder del cannabis. Como ya sabrás, en España el cannabis es ilegal y parece que ese estatus no va a cambiar en un futuro próximo.

Pero si el CBD no tiene efectos que alteren la mente, ¿por qué debería condenarse únicamente por la fama de la marihuana? Si realmente puede aportar beneficios para la salud, ¿por qué se debería clasificar como una droga del Grupo 1?

A continuación te contamos qué ha dicho la Organización Mundial de la Salud.

El CBD no es tóxico según la Organización Mundial de la Salud

La evaluación sobre el CBD que publicó la Organización Mundial de la Salud es un documento bastante largo. Después de identificar la sustancia y explicar su estructura química, entran en detalles muy interesantes.

En términos toxicológicos, descubrieron que el CBD tiene una toxicidad bastante baja. Mencionan que no se han explorado todos sus posibles efectos, pero afirman que no parece tener ningún efecto sobre el desarrollo embrionario ni sobre un buen número de parámetros bioquímicos y fisiológicos, y que además no existen efectos significativos sobre el comportamiento animal excepto en casos de dosis extremadamente elevadas (superior a 150 mg./kg. in vitro o superior a 30 mg./kg. al día durante 90 días en monos).

El informe apunta que el CBD podría tener interacciones menos deseables con algunos fármacos que afectan a la producción de algunas enzimas hepáticas, pero por ahora la OMS no está segura sobre este asunto.

En resumen, es muy poco probable que el CBD tenga efectos tóxicos, lo que significa que es seguro para el consumo humano. En la sección de reacciones adversas en humanos, la Organización Mundial de la Salud afirma que se trata de una sustancia generalmente bien tolerada por humanos y que cuenta con un buen perfil de seguridad.

El CBD no tiene potencial de abuso ni de dependencia

En un estudio realizado con ratones macho, a los sujetos se les inyectaron 0,1, 1 o 3 mg./kg. de CBD o 1, 3 o 10 mg./kg. de THC cada día durante 14 días. Los investigadores se dieron cuenta de que los ratones desarrollaron tolerancia al THC, pero no al CBD en ninguna de las dosis suministradas.

Cabe destacar que no se realizaron estudios sobre la posible dependencia física al CBD, ni en animales ni en humanos. Los estudios con humanos nunca han detectado síndrome de abstinencia ni tolerancia al CBD.

La Oorganización Mundial de la Salud ha declarado que el CBD no tiene potencial de abuso. En un estudio con animales se suministró a ratones macho 5 mg./kg. de CBD y la frecuencia límite requerida para la autoestimulación intracraneal no cambió. Sin embargo, dosis altas de 10 mg./kg. o de 20 mg./kg. elevaron el límite de la actividad reducida por recompensa. Este efecto es lo opuesto a lo que ocurre con la cocaína, la metanfetamina y los opioides, que reducen ese límite. Eso sugiere que el CBD no se comporta como otras drogas que sí que tienen potencial de abuso, y los investigadores también han descubierto que sea cual sea la dosis no se comporta nunca como el THC.

Los estudios con humanos en esta materia son más limitados, pero por ahora indican que todavía no existe potencial de abuso. Un estudio descubrió que el CBD oral por sí solo no produce ningún efecto psicoactivo, cardiovascular o de otro tipo que fuera significativo, lo que quiere decir que no estimula al cuerpo de una forma que pueda dar lugar al abuso.

El veredicto final

Con la información anterior podemos ver que la Organización Mundial de la Salud ha etiquetado al CBD como una sustancia segura, acallando así algunos rumores que lo tachaban de droga peligrosa. El cannabidiol no tiene potencial de abuso y no resulta perjudicial, por lo que han declarado que no debería estar en ninguno de los grupos de clasificación de drogas.

Básicamente, eso quiere decir que el CBD solo se puede considerar como sustancia de Grupo 1 cuando forma parte del cannabis. El CBD por sí solo no está sujeto a controles internacionales, y es cada gobierno el que debe decidir sobre su estado legal. Por si te lo estás preguntando, la compra del aceite de CBD es legal en España siempre que proceda de cáñamo industrial de semillas certificadas y que contenga menos del 0,02% de THC.

Además, la OMS no recomienda el cannabidiol para usos médicos. Creen que son necesarios más estudios e investigaciones sobre los posibles beneficios del aceite de cannabidiol, a pesar de su consideración de que es segura su ingesta como suplemento.

Reflexión final

Probablemente todavía nos quedan cosas por saber acerca del cannabis y del CBD. En junio de 2018 la OMS planteó realizar un informe completo de extractos que contienen exclusivamente CBD. Aunque todavía no se han publicado los resultados, esperamos conocerlos pronto.

Por ahora parece bastante claro que es seguro consumir CBD. No podemos ignorar los informes y las afirmaciones de la Organización Mundial de la Salud, una reconocida autoridad a nivel internacional, que asegura que el CBD se tolera bien y no tiene potencial de abuso. Así que no te asustes cuando veas un producto con CBD en una tienda porque su consumo es totalmente seguro.

Compártelo:
Publicado el Deja un comentario

CBD para el dolor: beneficios, estudios y dosis

Cecilia BianchiEscrito por Cecilia Bianch

 

Quizá el uso más habitual del CBD sea para el alivio del dolor. El dolor nos afecta a todos en algún momento de la vida, y es reconfortante saber que existe un remedio natural que nos puede ayudar. Esta alternativa natural es especialmente importante para los que sufren dolor crónico o cualquier dolor que tiende a alargarse en el tiempo. El CBD para el dolor lleva años utilizándose como terapia.

En Estados Unidos, más de 3 millones de personas se ven afectadas por dolores crónicos todos los años, y lo peor es que no tiene cura. Pero, al menos, existen tratamientos paliativos. Lo curioso es que los tratamientos médicos más utilizados en Estados Unidos son esteroides, supresores nerviosos y opioides (narcóticos), muchos de ellos con riesgo de provocar adicción y efectos secundarios. Incluso los medicamentos de venta libre como el ibuprofeno y la aspirina pueden ser peligrosos cuando se usan con demasiada frecuencia.

¿Y qué ocurre con el CBD? ¿De verdad alivia el dolor? ¿Cómo funciona? Lo cierto es que sí que puede ayudar. Gracias a sus propiedades antioxidantes, el CBD es una buena opción para ayudar a aliviar los síntomas del dolor. Los estudios que se han realizado sobre el CBD y el alivio del dolor son prometedores. El CBD es una estupenda alternativa para las personas que sufren dolores crónicos y dependen de medicamentos más peligrosos que pueden dar lugar a adicciones. Es importante saber que el CBD es muy diferente de la mayoría de los analgésicos que prescriben los médicos ya que no es tóxico, no es adictivo y sus efectos secundarios son casi inexistentes.

Visión general del CBD para el dolor

El dolor se puede definir como una experiencia sensorial desagradable y molesta. Está pensado como un sistema que advierte de que algo va mal en el cuerpo. Se puede sentir en forma de hormigueo, de pinchazo, de quemazón, de entumecimiento o de dolor agudo, y puede limitar la productividad y afectar negativamente al bienestar de una persona. Según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, el riesgo de que una persona sienta dolor, su sensibilidad a los estímulos dolorosos y la eficacia de las terapias para aliviar el malestar pueden estar influenciados por la genética.

El dolor puede clasificarse como agudo o crónico. El primero suele ser el resultado de una lesión, inflamación o enfermedad. El dolor crónico es el malestar que se asocia a una enfermedad crónica, y puede persistir durante largos periodos de tiempo, además de ser resistente a muchos tratamientos médicos.

El diagnóstico de dolor crónico puede resultar devastador. Para los que no sufrimos dolor crónico, es difícil imaginar lo que sufren los que lo padecen. Por lo general, el dolor crónico está asociado a algún tipo de trauma. Imagina el peor dolor que hayas sentido y después intenta imaginar lo que es sufrirlo día tras día durante meses o incluso años.

Aunque los médicos tienen recursos para ayudar a tratar el dolor, el dolor crónico suele ser resistente a cualquier solución rápida. Las terapias para este dolor suelen ser la cirugía, la fisioterapia y los analgésicos. Como se trata de narcóticos opioides baratos y fácilmente accesibles, esta ha sido una opción muy extendida. Pero cada vez más personas buscan alternativas naturales como el CBD para el dolor.

El dolor se puede clasificar como neuropático, nociceptivo o psicogénico. El dolor neuropático se atribuye a cambios en el sistema nervioso que mantienen la sensación de dolor incluso después de que una lesión se haya curado. Por otra parte, el dolor nociceptivo se produce debido a la activación continua de los receptores del dolor en el tejido profundo o en la superficie del cuerpo, y se suele asociar con la inflamación. La fibromialgia y la artritis reumatoide son ejemplos de afecciones que pueden causar dolor nociceptivo. Por último, el dolor psicogénico se produce debido a alteraciones psicológicas que causan depresión y ansiedad.

Cómo y por qué el CBD podría ayudar a tratar el dolor

Los seres humanos, así como muchos animales, tenemos un sistema biológico conocido como sistema endocannabinoide (SEC). Este sistema consta de receptores cannabinoides que se encuentran en todo el cuerpo, incluyendo la médula espinal, el sistema inmunológico y el cerebro. El SEC ayuda a regular varias funciones corporales importantes como la respuesta inmune, el dolor y el sueño. Por eso, el CBD para el dolor puede ser una solución de tratamiento natural y efectiva.

El CBD actúa indirectamente sobre los receptores del SEC y consigue diferentes resultados. Por ejemplo, el CBD evita que el cuerpo absorba la anandamida, un compuesto que se asocia con la regulación del dolor. Así es como el CBD puede reducir el dolor que alguien siente, además de reducir la inflamación, que es la causa subyacente de diversos problemas médicos.

El SEC desempeña un papel importante en la homeostasis del cuerpo. Cuando ciertos procesos específicos están desequilibrados, pueden producirse enfermedades. Esta puede ser la razón por la que se sufre dolor. Si somos capaces de conseguir que el cuerpo recupere el equilibrio, síntomas como el dolor se podrán ver aliviados. Como ya hemos comentado, los receptores se encuentran en todo el cuerpo en la superficie de las células, y los endocannabinoides interactúan y activan los receptores. El CBD es capaz de imitar la actividad de los endocannabinoides que se producen de forma natural en el cuerpo para inducir efectos similares, como el alivio del dolor.

Cuando se consume THC, esta sustancia hace que los usuarios sufran efectos psicoactivos porque se trata de un cannabinoide que se une a los receptores CB1 del cerebro. El CBD, sin embargo, no se une directamente a los receptores, sino que interactúa de manera indirecta con los receptores CB2 que se encuentran en el sistema inmunológico, aunque también pueden estar presentes en otras partes del cuerpo.

El SEC es el responsable de controlar las respuestas específicas en el cuerpo como el dolor. Cuando se consume CBD, este asume el papel de los endocannabinoides para reducir el dolor que resulta de un desequilibrio en el cuerpo.

Los estudios han demostrado que el CBD interactúa con los receptores del cerebro y el sistema inmunológico. Los receptores reciben múltiples señales químicas de estímulos y ayudan al resto de las células a responder a estas señales. Cuando los receptores actúan con el CBD, producen efectos antiinflamatorios que ayudan a reducir el dolor.

Al interactuar con los receptores del cerebro, el CBD ayuda a mejorar el sistema de gestión del dolor. Esto significa que se consigue reducir la inflamación y el dolor disminuye. El CBD se puede consumir de manera continuada para tratar el dolor crónico porque no provoca efectos adictivos. Básicamente, el CBD proporciona una solución a largo plazo para un problema que se extiende en el tiempo. No tendrás que aumentar la dosis o buscar otros medicamentos que funcionen mejor. El CBD puede ser un tratamiento eficaz para distintos tipos de dolor crónico, incluido el que produce la artritis.

Estudios médicos: efectos de los cannabinoides y el CBD para el dolor

Los estudios que respaldan la eficacia del CBD como analgésico son numerosos. Un estudio de 2007 examinó los efectos que tienen los cannabinoides en el tratamiento del dolor que experimentan entre el 50% y el 70% de los pacientes de esclerosis múltiple. Este estudio con placebo descubrió que los cannabinoides CBD/THC presentes en el spray bucal.

Una revisión de 2008 examinó cómo actúa el CBD para aliviar el dolor crónico. En el estudio se examinaron las investigaciones realizadas entre finales de la década de 1980 y 2007. Sobre la base de estos estudios, los investigadores informaron de que el CBD era eficaz para la gestión general del dolor sin el riesgo de padecer efectos secundarios adversos. También llegaron a afirmar que el CBD era beneficioso para el tratamiento del insomnio asociado con el dolor crónico.

Un estudio de 2016 investigó el uso del CBD en ratas con artritis. Durante cuatro días seguidos, los investigadores aplicaron gel con CBD en las ratas. Cada día se aplicaron 0,6, 3,1, 6,2 o 62,3 mg de CBD. Los investigadores descubrieron que, después del tratamiento con CBD, las ratas experimentaron una reducción en la inflamación y del dolor general en las articulaciones afectadas sin sufrir efectos secundarios.

En general, los investigadores están de acuerdo en que los productos de CBD tienen mucho potencial, aunque todavía se deben realizar estudios al respecto. Es más, creen que el CBD puede dar alivio a muchas personas que sufren de dolor crónico, sin causar dependencia ni efectos secundarios.

Beneficios médicos del CBD para el dolor

Uno de los principales beneficios del uso de CBD para el dolor es que no causa la misma dependencia que provocan los fármacos. Los investigadores llevan años buscando alternativas para el tratamiento del dolor. El CBD es una de las alternativas con un largo historial como analgésico. Aun así, el sector médico ha reconocido en los últimos años que se trata de un tratamiento válido para distintas dolencias como el dolor crónico.

Con los potenciales beneficios que puede aportar, vapear y fumar cannabis se está convirtiendo en algo más que un acto recreativo. Cada vez es un tema más presente en el mundo de la salud. Algunos de sus beneficios incluyen:

  • Ayuda a los músculos a relajarse. Cuando los músculos se relajan, es más fácil mover el cuerpo. Esto es importante para los que sufren dolor crónico y quieren hacer ejercicio o actividades como yoga, que sin tratamiento puede resultar doloroso.
  • Mejora del sueño. Las personas con trastornos del sueño son más propensas a sentir dolor intenso, ya que el cuerpo no es capaz de completar su proceso de curación natural. El CBD tiene propiedades neuroprotectoras que ayudan a mejorar el descanso y el sueño.
  • Controla el dolor neuropático. El CBD llega a las neuronas del sistema nervioso responsables de transmitir las señales de dolor a través de la columna vertebral y del cerebro. Así, reduce el dolor crónico provocado por la inflamación y tiene efectos calmantes sobre el dolor neuropático.
  • Antiinflamatorio. La inflamación crónica es una de las principales causas de daño tisular y dolor intenso. El CBD proporciona alivio inmediato y a largo plazo sin ningún peligro para el cuerpo.

Cómo tomar CBD para el dolor

Tanto el aceite de CBD como los tópicos de CBD pueden funcionar para aliviar el dolor. Los tópicos se pueden aplicar directamente en el área donde el paciente siente dolor para conseguir un alivio en una zona específica, pero los efectos pueden ser más lentos cuando el CBD se absorbe a través de la piel.

Por otra parte, el aceite de CBD puede proporcionar un alivio ligeramente más rápido gracias a la capacidad que tiene para evitar el sistema digestivo e ir directamente a las células. Además, el aceite de CBD puede ayudar a aliviar cualquier otro síntoma, como la falta de apetito, la ansiedad o los trastornos del sueño.

La administración de CBD por vía oral es, sin duda, el método más común de ingerir CBD. Es rápido, conveniente y fácil de dosis. Cuando se utiliza aceite de CBD, hay que tomarlo de manera sublingual, manteniéndolo debajo de la lengua durante al menos un minuto antes de tragarlo. Este método permite que las membranas mucosas en la boca absorban el CBD, evitando el metabolismo en el hígado y el sistema digestivo. Esto hace que el CBD pase a la corriente sanguínea en menos tiempo. Cuando se utiliza el CBD para el dolor crónico, se recomienda tomar entre 2,5 y 20 mg por vía oral.

Reflexión final sobre el CBD para el dolor

Hay una diferencia importante entre el THC y el CBD, ya que CBD no interactúa con los mismos receptores en el cerebro que el THC, por eso no provoca efectos psicoactivos. Por el contrario, el CBD hace que el cuerpo pueda aprovechar mejor sus propios endocannabinoides. Si padeces dolor crónico, el CBD puede ser una buena opción de tratamiento. Es fácil de usar, no suele provocar efectos adversos y es más asequible que muchos fármacos con receta.

Compártelo:
Publicado el 2 comentarios

CBD para las migrañas: beneficios, estudios y dosis

Cecilia BianchiEscrito por Cecilia Bianchi

Las migrañas pueden ser una dolencia difícil de tratar. Los que sufren migrañas saben que es un trastorno complejo con diferentes desencadenantes. Las migrañas son diferentes al dolor de cabeza relacionado con la alergia o el estrés. Pueden durar entre 4 y más de 24 horas y pueden hacer que las actividades cotidianas resulten difíciles de llevar a cabo. Los síntomas de la migraña a veces se pueden aliviar con un analgésico, pero a muchas personas les preocupan los efectos secundarios. Algunos de los analgésicos más conocidos se asocian con efectos secundarios como náuseas, somnolencia, sudoración e incluso depresión. Por eso, el CBD para las migrañas puede ser una alternativa natural.

El CBD es una sustancia activa presente en la planta de cannabis. Cada año gana popularidad como remedio para tratar distintos problemas médicos de manera natural. En este artículo vamos a explorar en detalle qué son las migrañas, si el CBD sirve para tratarlas, lo que dicen los estudios y cómo se debe tomar el CBD para las migrañas.

Visión general de las migrañas

Básicamente, las migrañas son dolores de cabeza fuertes y recurrentes. Pueden ir acompañados de ciertas señales sensoriales y de otros síntomas. Según la Asociación Americana de Migraña, 36 millones de estadounidenses (el 12% de la población) sufren esta condición.

Aún no se conoce la causa de las migrañas, pero se cree que son el resultado de cierta actividad anormal en el cerebro. Esto parece afectar a los vasos sanguíneos y a las sustancias químicas en el cerebro, así como a la forma en que los nervios se comunican. La genética podría hacer que una persona sea más sensible a los desencadenantes que de las migrañas. Aquí te traemos una lista con algunos de los desencadenantes más habituales que dan lugar a las migrañas:

  • Emocionales: La depresión, la exaltación, el estrés y el shock pueden producir migrañas.
  • La dietaLa cafeína y el alcohol podrían producir migrañas. Ciertos alimentos también pueden tener este efecto, incluyendo los cítricos, el queso, el chocolate y los alimentos que contienen un aditivo conocido como tiramina. También se cree que variar los horarios de comida con frecuencia y la deshidratación pueden provocar migrañas.
  • Cambios hormonales: Durante la menstruación, las mujeres podrían sufrir síntomas de migraña debido a cambios en los niveles hormonales.
  • Medicamentos: Los medicamentos de terapia de reemplazo hormonal (TRH), algunos somníferos y la píldora anticonceptiva combinada pueden ser los culpables de sufrir migrañas.
  • El entorno: Olores fuertes, pantallas parpadeantes, ruidos fuertes y el humo pueden dar lugar a migrañas. Las luces brillantes, los espacios concurridos y los cambios de temperatura también son posibles causas.
  • Causas físicas: La tensión del cuello y los hombros, el sueño y el cansancio, el sobreesfuerzo físico y la mala postura se han relacionado con las migrañas. El jet lag y la presión arterial baja también podrían provocarlas.

Por ahora, no hay una cura eficaz para las migrañas. El objetivo de los tratamientos existentes es prevenir los ataques fuertes y aliviar los síntomas que producen las migrañas. Algunos cambios en el estilo de vida podrían ayudar a reducir la frecuencia de las migrañas, como beber mucha agua, dormir bien, evitar ciertos alimentos y reducir el estrés. Para algunas personas, las dietas especiales también ayudan, como una dieta sin gluten. El CBD para las migrañas podría ser otra forma de ayudar en el tratamiento.

Cómo puede ayudar el CBD a tratar las migrañas

Los estudios sobre el CBD y las migrañas son todavía escasos y limitados, en parte debido a las restricciones que se imponen al cannabis y sus derivados, incluyendo el CBD. Sin embargo, los estudios que se han llevado a cabo invitan a pensar que el CBD podría ayudar en el tratamiento de las migrañas.

Se cree que muchos de los efectos positivos de esta sustancia proceden de su interacción con el sistema endocannabinoide (SEC). El SEC consta de receptores que se encuentran en muchos tipos de células diferentes en el cuerpo que actúan para regular varios sistemas fisiológicos. Los receptores se conocen como receptores CB1 y CB2. Los cannabinoides naturales en el cuerpo (endocannabinoides) son los que regulan este sistema. Estas sustancias químicas son muy similares en estructura a los fitocannabinoides, que son los cannabinoides de la planta de cannabis, de ahí que tengan efectos similares en el cuerpo.

Se cree que el SEC desempeña un papel importante en la regulación de los factores que producen migrañas. Las investigaciones sugieren que el SEC podría participar de manera centralizada en el proceso de señalización del dolor. Esto podría deberse, en parte, a los endocannabinoides que inhiben la liberación de neurotransmisores que controlan las señales de dolor por medio de la interacción con el receptor CB1. En resumen, se cree que el SEC podría utilizarse como centro para el tratamiento de los síntomas inflamatorios y fisiológicos del dolor relacionados con las migrañas.

Además de todo esto, se ha descubierto que el CBD puede ser eficaz en el tratamiento de una de las principales causas de las migrañas: la inflamación. La inflamación es una respuesta perfectamente sana y normal en el cuerpo. Los problemas surgen cuando la inflamación se vuelve crónica. Parece estar ampliamente aceptado que las migrañas se producen, en parte o por completo, por una inflamación.

Aquí es donde el CBD entra en juego de nuevo. Algunos de los estudios más recientes relacionados con los beneficios terapéuticos del CBD se centran en aliviar la inflamación, como la de la artritis reumatoide. Por eso se cree que el CBD para las migrañas puede ser un tratamiento eficaz.

Efectos de los cannabinoides y del CBD para las migrañas

La investigación sobre el uso de CBD para las migrañas es todavía muy limitada. Sin embargo, algunos estudios de laboratorio sugieren que el CBD podría ayudar con cualquier dolor agudo y crónico, y eso incluye las migrañas.

Uno de los estudios más recientes, publicado en Cannabis and Cannabinoid Research en 2017, analizó los efectos positivos del cannabis oral. Durante un periodo de seis meses, 26 personas que sufrían de dolores de cabeza por un consumo excesivo de medicamentos tomaron Nabilone o Ibuprofeno con cannabis oral para tratar sus síntomas. Las combinaciones se utilizaron durante ocho semanas. El estudio concluyó que los participantes reportaron una mejor calidad de vida y mejoras al utilizar la fórmula de cannabis y Nabilone.

Como ya hemos comentado, el SEC desempeña un papel importante cuando hablamos del CBD y del tratamiento de las migrañas. En un artículo publicado en la revista Experimental Neurologylos investigadores afirman que el SEC podría utilizarse como una herramienta terapéutica para reducir los síntomas inflamatorios y fisiológicos del dolor que se asocian a las migrañas.

Si esta teoría es cierta, se puede decir que no tener suficientes endocannabinoides en el sistema puede contribuir a sufrir migrañas y otros problemas. Esta dolencia, conocida como deficiencia clínica de endocannabinoides, podría ser la causa de esos dolores de cabeza por migraña.

La AEA, también conocida como anandamida, es uno de los pocos endocannabinoides que se sintetizan en el cuerpo humano. Un artículo publicado en la revista Neuroendocrinology Letters explica que la anandamida es capaz de aumentar y disminuir la actividad de los receptores específicos de serotonina, lo que sugiere que podría tener aplicaciones en el tratamiento de los dolores de cabeza por migraña.

Beneficios de usar el CBD para las migrañas

El CBD, además de ayudar a tratar directamente las migrañas, también podría servir para el tratamiento de algunos síntomas asociados con esta dolencia. Por ejemplo, el CBD podría ayudar con la depresión o la ansiedad antes de la aparición de una posible migraña. El CBD también puede ayudar con los problemas relacionados con luces, movimientos e ilusiones ópticas. Este cannabinoide alivia las migrañas de forma natural gracias a la forma en la que interactúa con el SEC.

En resumen, el CBD actúa junto con los receptores endocannabinoides para reducir la inflamación que produce las migrañas en los músculos y los vasos sanguíneos, así como para restablecer los niveles adecuados de químicos en el cuerpo.

Cómo tomar CBD para las migrañas

El aceite de CBD es el producto más común y la forma más habitual de consumir este cannabinoide. Normalmente se ingiere o se vapea. Ingiriendo CBD por vía oral hay muy pocas probabilidades de sufrir efectos secundarios, por eso es la elección de casi todos los que comienzan a utilizarlo. Sin embargo, debemos señalar que, por lo general, el CBD no produce efectos adversos.

Si quieres tomar el CBD por vía oral, coloca unas gotas de aceite debajo de la lengua, toma cápsulas de CBD o una infusión con CBD.

Si sufres migrañas graves, estás en casa y no tienes que ir a ninguna parte, vapear CBD puede ser más beneficioso y eficaz. Los estudios afirman que el proceso de inhalación consigue que el CBD pase a la corriente sanguínea mucho más rápido que con el resto de los métodos de consumo.

Tan importante como descubrir cuál es el mejor producto para ti es determinar cuál la dosis adecuada. Algunos consumidores de CBD encuentran que es suficiente con una pequeña cantidad. De hecho, hay pacientes de marihuana medicinal que abogan por el uso de dosis mínimas para conseguir el máximo efecto, algo que se conoce como microdosificación. Si esta forma de dosificación funciona para ti, podrás ahorrar mucho dinero.

Para aquellas personas que pueden necesitar una dosis mayor, es importante ser consciente de que hay que esperar para notar los efectos del CBD. Lo mejor es utilizar los productos de CBD para las migrañas con moderación hasta entender cuál es la dosis que necesitamos.

Reflexión final sobre el CDB para las migrañas

Aunque hay muchos comentarios positivos sobre cómo el CBD podría ser eficaz en el tratamiento de las migrañas, todavía no hay suficientes pruebas para afirmar de manera concluyente que se trata de un remedio 100% eficaz.

Lo que sí afirman los estudios es que el CBD podría ayudar a aliviar algunos de los síntomas que se asocian con las migrañas. Recuerda siempre consultar con tu médico antes de comenzar a tomar cualquier producto, sobre todo si ya estás tomando otros medicamentos.

Compártelo:
Publicado el Deja un comentario

CBD para la depresión: beneficios, estudios y dosis.

Cecilia BianchiEscrito por Cecilia Bianchi

La tristeza y los bajones son parte de la vida, pero, por lo general, siempre acabamos encontrando fuerza para procesar esos sentimientos y recuperarnos. Sin embargo, cuando esa sensación de tristeza se apodera de tu vida, puede transformarse en una depresión, un trastorno perjudicial para el cuerpo y para la mente. Y parece que una posible solución sería utilizar el CBD para la depresión.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 350 millones de personas en todo el mundo están afectadas por una depresión. En Estados Unidos, la forma más habitual para tratar la depresión son fármacos como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), medicamentos antipsicóticos y antidepresivos, así como medicamentos que también se utilizan para tratar la ansiedad.

El problema con estos medicamentos es que suelen provocar dependencia y, por lo general, la lista de efectos secundarios supera la de beneficios. De hecho, el suicidio es una posible consecuencia del uso de medicación para la depresión. La buena noticia es que muchos estudios recientes han descubierto que el CBD tiene el potencial de reducir los síntomas de la depresión. Sigue leyendo para conocer más información sobre la depresión, sobre cómo el CBD puede ser una opción de tratamiento, qué dicen los estudios y cómo se debe dosificar el CBD para la depresión.

Qué es la depresión

La depresión es un trastorno mental que se asocia con una elevada mortalidad, con abuso de sustancias, deterioro de la funcionalidad, desarrollo de enfermedades y factor con un riesgo importante de suicidio. Se caracteriza por una pérdida de expresión emocional, abatimiento del estado de ánimo y lentitud de movimiento y pensamiento. Las personas que sufren depresión suelen sentirse abatidas, sin energía, tener problemas para dormir, perder el interés en hacer actividades y perder la capacidad de pensar con claridad o de concentrarse.

Entre 2009 y 2012, se estima que el 7,6% de los estadounidenses mayores de 11 años fueron diagnosticados con depresión. También se descubrió que era más habitual en mujeres y personas de entre 40 y 59 años. En 2015, aproximadamente 16,1 millones de adultos de 18 años o más habían vivido al menos un episodio depresivo en el último año.

La depresión suele simplificarse como un desequilibrio neuroquímico, y normalmente se trata como tal. Sin embargo, muchos científicos creen que, en lugar de ser una causa de la depresión, las deficiencias neuroquímicas son un síntoma. Como resultado de este descubrimiento, muchos investigadores y médicos se han centrado en la prevención y la minimización de posibles causas. De ahí que se esté investigando el uso del CBD para la depresión.

También se cree que la depresión está relacionada con problemas como la inflamación y con cambios estructurales del cerebro provocados por el estrés crónico o un trauma. Pero hay muchas causas que podrían contribuir a que un individuo sufra una depresión, incluyendo la genética, el dolor físico, un trauma pasado, el aislamiento social, una enfermedad física, situaciones de estrés y estrés crónico, entre otras cosas.

Cómo podría ayudar el CBD para la depresión

Aunque el CBD no cura la depresión, ha demostrado ser una promesa para su tratamiento. El cuerpo humano produce sus propios cannabinoides, conocidos como endocannabinoides. El consumo de los ácidos grasos que se encuentran en alimentos como frutos secos, semillas y pescado promueven esa producción. Muchos estudios han demostrado que el CBD puede interactuar con el sistema endocannabinoide del cuerpo (SEC). El SEC es una red de moléculas y receptores celulares que ayudan a regular funciones del cuerpo como el sueño, el apetito y el estado de ánimo. Mediante la vinculación a ciertos receptores en el cerebro, los endocannabinoides complementan la acción de la serotonina, que es un neuroquímico que alivia el estrés y mejora el estado de ánimo.

El CBD actúa en el tratamiento de la depresión mediante la mejora de la actividad de los receptores a los que se conecta la serotonina. Los efectos del CBD en el SEC y su capacidad para liberar y optimizar la serotonina son los responsables de producir el efecto relajante y calmante que a menudo se asocia con el CBD.

Una de las principales razones por las que se cree que el CBD es eficaz en el tratamiento de la depresión está relacionada con el receptor 5-HT1A, que libera la serotonina. Así, se consigue aumentar la producción de serotonina y estabilizar su presencia en el cuerpo.

La serotonina afecta a las habilidades motoras y a las emociones. Es un estabilizador del estado de ánimo natural que ayuda a comer, a hacer la digestión y a dormir. Unos niveles bajos de serotonina podrían llevar a sufrir una depresión. El uso del CBD para la depresión puede aumentar la producción de serotonina para ayudar en el tratamiento.

El CBD también afecta al hipocampo, una pequeña parte del cerebro que afecta a nuestro sistema límbico. Se trata de un sistema de redes y nervios en el cerebro que controla emociones como el enfado, el miedo y el placer. Es la misma parte del cerebro que controla funciones básicas como el hambre, el sexo y el cuidado de los niños.

Cuando sufres ansiedad y depresión, el hipocampo se reduce. El CBD tiene la capacidad de estimular la neurogénesis, que permite que el cerebro produzca nuevas neuronas. Los resultados contemplados con el uso del CBD para tratar la depresión son similares a los experimentados cuando se utilizan antidepresivos como Lexapro, Paxil y Zoloft.

Estudios médicos: efectos de los cannabinoides y CBD para la depresión

Las conclusiones de los científicos se resumen en un apoyo al uso del CBD como un posible tratamiento para la ansiedad y la depresión. Un estudio de 2010 que se llevó a cabo en ratones de laboratorio concluyó que el CBD demostró un efecto antidepresivo comparable al de la imipramina, un conocido antidepresivo. Los ratones de laboratorio fueron sometidos a una prueba de natación para explorar los efectos que tenía el CBD en su motivación. Como se esperaba, los resultados demostraron que el CBD tenía un efecto positivo en la actividad física de los ratones.

Los resultados de dicha investigación se repitieron en 2016, cuando otro estudio con animales también halló que el CBD podría ser un antidepresivo eficaz. Este estudio llegó a la conclusión de que los ratones se sentían mucho más activos y motivados después de haber consumido CBD por vía oral.

En 2011, un estudio investigó el papel que desempeña el sistema endocannabinoide (SEC) en la mitigación de la depresión, y también descubrió que el CBD resultaba beneficioso. Este estudio descubrió que una deficiencia endocannabinoide era suficiente para producir un fenotipo depresivo. Se descubrió que la regulación del SEC con CBD era suficiente para producir efectos similares a los de los antidepresivos convencionales.

Ya en 2006, otro estudio halló que el uso diario u ocasional de cannabis había disminuido en sus consumidores los niveles de síntomas depresivos en comparación con los pacientes que no consumían cannabis. El estrés es una de las principales causas de la depresión, y el uso moderado de cannabis parece estabilizar el estado de ánimo y aliviar el estrés.

Beneficios médicos de usar CBD para la depresión

El CBD es una alternativa rápida y natural a los antidepresivos. Ayuda a equilibrar el SEC y a acelerar el crecimiento y el desarrollo del tejido nervioso con pocos o ningún efecto secundario. El CBD para la depresión es un remedio natural que proporciona más tranquilidad a los pacientes que el uso de fármacos. También puede ayudar a combatir el estrés al combatir el insomnio, proporcionar energía y concentración, aliviar la ansiedad y mejorar el estado de ánimo.

Cómo tomar CBD para la depresión

El CBD se puede consumir de muchas formas, pero, en el caso de la depresión, se recomienda ingerir una dosis diaria de aceite de CBD o cápsulas de CBD. Ambos productos suelen tener los mismos ingredientes. La única diferencia está en el aspecto y en la forma de dosificación. Por lo general, se recomienda que las personas que sufren depresión comiencen con una dosis de 5-10 mg de CBD al día. Si no se siente ningún alivio con esta dosis, se puede aumentar en 5-10 mg al día hasta conseguir el efecto deseado.

Las cápsulas de gel contienen una dosis preestablecida que suele ser de 25 mg de CBD por cápsula. No es un problema comenzar con 25 mg al día, ya que no se puede sufrir una sobredosis de CBD y no puede provocar efectos secundarios significativos. Las cápsulas y los aceites proporcionan alivio durante varias horas, y algunas personas sienten alivio durante todo el día. Lo único que se debe tener en cuenta es que estos productos con CBD pueden hacer efecto hasta 90 minutos después de la ingesta.

Reflexión final sobre el CDB para la depresión

Aunque hay muchos estudios independientes y testimonios de pacientes que dan esperanza a los que sufren depresión, se necesitan más estudios para tener conclusiones fehacientes al respecto. Sin embargo, las investigaciones realizadas por el momento apuntan al uso eficaz del CBD para tratar la depresión. Como el CBD es una sustancia natural, no es adictivo y su uso y consumo son seguros, merece la pena darle una oportunidad.

Compártelo: